SEO... ¿Estás listo para las buenas prácticas?


A principio de año, Google introdujo importantes modificaciones en su algoritmo con la idea de mejorar la experiencia del usuario en los resultados de búsqueda.

Con nombres de aparentemente inofensivos animalitos, Penguin y Panda son los nuevos centinelas del buscador. Detrás de éstos, se esconde un complejo y agresivo sistema que impacta de lleno en la cotidianeidad de los sitios web que luchan por ganarse un lugar destacado en los resultados de este buscador.

Para Google, ambos representan una nueva era en la lucha por imponer las buenas prácticas que deberían tener en cuenta todos los que trabajan y se especializan en desarrollar estrategias de SEO (por su siglas en inglés: Optimización del motor de búsqueda). Es decir, tanto los desarrolladores de sitios web particulares, como las grandes agencias y plataformas digitales, están afectadas positiva o negativamente por estos dos nuevos players.

 

De esta manera, Google apunta a lograr una limpieza de la gran maraña de información poco relevante a las búsquedas que realizan los usuarios en su sistema, es decir (información de mínima importancia tipo banners, spam e intentos de publicidad engañosa).

Prueba y error

Para la mayoría de los desarrolladores y webmasters, ésto representa un dolor de cabeza y un sinfín de información que aún hoy tiene diversas interpretaciones que llevan a la confusión.

¿Qué sabemos hasta ahora?

Tengamos en cuenta que desde su lanzamiento, hay muchas experiencias y nuevas teorías sobre cómo trabajan, qué variables inciden y cómo se debe atenuar el impacto; pero la realidad es que hay mucho para controlar y muy poca información disponible sobre como moverse, ya que con estos cambios, lo que antes era permitido ahora quizás ya no lo es, o se debe abarcar de otra forma.

A nuestro entender, el trabajo duro y la constancia, mediante la prueba y el error, son el único camino para comprender esta nueva dinámica y saber cómo accionar bajo los parámetros básicos que se han informado.

Analicemos un poco qué hacen y en que se diferencias Penguin y Panda.

El osito Panda es el encargado de medir la relevancia del site bajo variables que mide  Google. Esta información luego se analiza, creando así un ranking para darle la posición correspondiente al momento de la búsqueda.

Algunas de las variables son:

  • La tasa de Rebotes.
  •  CTR (Click-through rate). 
  • El tiempo de permanencia.

 

Existen diversas variables además de éstas, pero lo más importante aquí es entender que lo que Google pretende es saber de manera eficiente el interés por “tal contenido” y si ésto realmente atrae al visitante con mediciones concretas del llamado a la acción y de la permanencia en el sitio.

En síntesis el osito lo único que quiere es que los resultados de Google sean más atinados y por lo tanto mejoren. Panda es generoso y amable si generamos contenido útil y relevante.

Penguin.

A diferencia de Panda, Penguin se focaliza en la “optimización” y se monta sobre la calidad del contenido y su relevancia. En este punto debemos considerar que no hay medición de precisión, pero sí de presunción subjetiva.

¿Qué queremos decir con esto? Si bien Google toma datos de medición, por primera vez tomará información del contenido, del diseño del sitio y de técnicas de desarrollo.

Sobre esto podemos enumerar algunos puntos importantes que debemos considerar en el trabajo de SEO:

Contenido Original.

Recomendamos fuertemente generar contenido de relevancia. ¡No copie! Corrija los errores de ortografía. Para Google la calidad también está en cómo escribimos.

El diseño.

El look & feel y los llamados a la acción deben invitar a la exploración. El mismo tiene que acompañar al contenido, mostrándolo de una manera amigable. Ésto se debe a que, un contenido interesante dentro de un entorno poco atractivo también puede ser negativo en nuestro objetivo de posicionar el sitio.

Las imágenes.

No utilice imágenes de otros sitios, trate de que sean reales y coloque el nombre de la misma optimizada con relación al contenido.

Links.

Tenga en cuenta que los links internos y en especial los del footer (en forma de Silos), deben direccionar a lo que refieren. No tenga links con nombres que enlacen a contendidos que no tiene nada que ver. Esto puede ser penado severamente. Las mentiras tiene patas cortas.

En síntesis, el pingüino combate sin miedo a todas aquellas prácticas de SEO que son cuestionables. Pero se puede hacer que éste nos tome aprecio si no duplicamos contenidos y si generamos, sin abusar, links naturales a información relevantes.

Consideraciones finales.

Dicen que la prevención es la mejor cura, por lo cual, es importante anticiparse a esta nueva fauna del buscador y tomar estos consejos:

  • Penguin le da valor a la calidad del contenido sobre los recursos. Establezca una estrategia de contenido. 
  • Revise los back-links hacia su sitio. Evite que sean de mala calidad o que provengan de sitios que Google los considere “link farms”.
  • Utilice las herramientas que nos provee Google, hay mucha información que nos ayuda a mejorar el trabajo de SEO.
  • Haga una revisión tecnológica de su sitio o plataforma. Tenga en cuenta que al ritmo que evoluciona la tecnología en la actualidad, un sitio web debe ser amortizado en no más de 24 meses.

 

Desde Pixyte recomendamos que a modo de ser competitivo dentro de los resultados orgánicos de Google, la única forma de ganar, es hacer las cosas bien. Con esto nos referimos a que no hay que intentar burlar a Google, a la larga o a la corta lo pagamos.

 

 

Visto: 1976

 

The Low Budget Strategy

Entende todo sobre Social Media y Community management. Descarga nuestro eBook. Es Gratis!